«La onda es que Jorge Julio López vuelva a estar en debate entre nosotros»

pic1

En Sin Antecedentes conversamos con el autor de “En el cielo nos vemos” La historia de Jorge Julio López, Miguel Graziano. Es la primera publicación que aborda la vida del secuestrado/desaparecido durante la última dictadura cívico-militar y que no se sabe su paradero en democracia desde el 18 de septiembre de 2006. El periodista contó diferentes pormenores de la publicación y cerró con una contundente afirmación sobre la sensación de la familia López: “no tienen ninguna expectativa de que el caso sea resuelto”.

En primer término, el periodista del Grupo23 comentó las motivaciones. Sostuvo que “es una inquietud personal. Viene por el lado de la militancia y del periodismo también. Por el lado de que era un tema sin tratar, un tema del que no se estaba hablando y me parecía que hacía falta hablar sobre López. Además es la historia de un vecino de La Plata. Un vecino mío”. Y agregó: “comencé a trabajar en el Diario Diagonales, a cubrir los aniversarios y empecé a hacerle entrevistas a Rubén -el hijo mayor- y después ir a los actos, a las movilizaciones. Nosotros cubríamos no solamente los aniversarios anuales, sino también en algún momento todos los meses. Llegamos a hacer notas sobre marchas a las que iban treinta y cinco personas y temiendo que el tema desaparezca es que surge la inquietud de escribir el libro“.

Las principales fuentes fueron los compañeros de militancia (resaltando los ex detenidos-desaparecidos), la familia López y fuentes documentales (tanto gráficas como digitales). Y también, Graziano tuvo acceso al material audiovisual del juicio al represor Miguel Etchecolatz que la Comisión Provincial por la Memoria tomó, no sólo de los testimonios, sino además de los reconocimientos a los centros clandentinos en dónde estuvo Julio López. Por este motivo, el autor sintió que fue “un testigo privilegiado de lo que había acontecido en esos eventos”.

Durante la noche del 20 o 21 de diciembre de 1976, los fueron a buscar.
—Julio Mayor, levántese —dijo el oficial.
—Jorge López, levántese —agregó.
Ellos se miraron. Mayor le dijo:
—Cagamos, viejo, en el cielo nos vemos.
A las tres de la mañana, encapuchados, junto a María Hebelia Sanz, los subieron a un viejo Mercedes Benz.
Los tres sobrevivieron a la dictadura y dieron testimonio en los juicios que se iniciaron tras la derogación de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final.

“En el cielo nos vemos. La historia de Jorge Julio López” constituye la primera publicación que aborda de manera íntegra su vida. Existe un libro que incluyó una carta completa de López a un compañero de militancia que fundó la unidad básica en Los Hornos (donde López concurría) pero que no toma toda la historia de vida como sí lo propone Graziano. La periodista Adriana Meyer, que escribió el prólogo, también tiene el proyecto que todavía no vio la luz. “Que vengan todos los libros que vengan, mejor. Si se hacen películas mejor, si hacen programas de radio especiales mejor. Porque la onda es que Jorge Julio López vuelva a estar en debate entre nosotros por lo menos, ya que no lo estámos encontrando y van a ser siete años ya”, confesó en este sentido el periodista desde La Plata.

El 18 de septiembre se cumplirán siete años desde que Julio López no está. Sobre las sensaciones, algún tipo de esperanza tal vez de la familia ante esto, Graziano afirmó que “ellos no tienen explicación. Tienen un poco de bronca y de resentimiento con los ex compañeros de él, en la Asociación Detenidos-Desaparecidos. Piensan que hay responsables de no haberlo cuidado, responsables de militancia y legales (de la justicia o de la policía)”. Y añadió que “es un tema muy complejo, muy complicado, que alguien que estuvo preso de manera ilegal en cautiverio en una dependencia policial, después quiera vigilancia. No es un tema fácil de saldar para la familia”.

Y sentenció, que en la familia: “no tienen ninguna expectativa que el caso sea resuelto, o tienen muy pocas. Porque, la verdad, no hay novedades. Si el periodismo llama a los investigadores, dicen que apareció ésto o lo otro pero no hay nada concreto porque lo que aparece no es producto de la investigación. Aparentemente ahora hay una persona que se presenta a declarar con identidad reservada pero eso no es producto de un trabajo sino producto de que alguien tal vez se arrepintió”.

Audio de la entrevista completa acá

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *